Mi Guitarra

Mi guitarra ha oído cientos de historias
pasadas, presentes, incluso futuras.
Mi guitarra ha recorrido mil sentimientos
amor, dolor, tristeza, euforia.
Es mi guitarra la dueña de mis versos.
La musa que no me abandona.
La paz que siempre he querido.
Ella siempre está  a mi lado,
en un rincón escondido del corazón.
Oculta cada letra, cada palabra…
Mi voz, la guitarra y la letra. básicamente mis letras,
porque la letra es el fondo y la música da la forma,
es la manera de introducir el mensaje a la gente.
Estudio la magia del sonido, siguiendo siempre la veta
del canto hasta lo más hondo.
Sigo siendo intérprete de mis canciones
desde el día en que empecé a componer música a los 17 años.
 
Como yo suelo decir la guitarra de uno tiene alma propia… 
               ERNESTO.