Guillermo Magliarelli

Por amarte con tanta ternura,
por adorarte como si fueras un dios,
por haberte entregado mis sueños,
hoy yo quiero pedirte perdón.
Por haberte regalado mis años,
por darte lo mucho, o lo poco que soy,
por haberte entregado mi alma,
hoy yo quiero pedirte perdón.
Por haberte creído tan buena,
y por tanta falsía perder la razón;
por brindarte mi mente y sentidos,
hoy yo quiero pedirte perdón.
Perdón por haberte amado,
con tanta locura y pasión;
por haber malgastado mi vida,
mis sueños, mis ansias, mi honor.
No sabía que era en vano quererte,
ignoraba que tú eras traición;
arruinaste mi vida, no importa,
hoy yo quiero pedirte perdón.
_____________________________________
 

Destruidos ya sus sueños,
terminada su ilusión,
ya cansado de rogarle,
un poquito de su amor,
una noche de locura,
embriagado de dolor,
con el alma ya vacía,
y deshecho el corazón,
tras un grito desgarrante,
el tomo la decisión,
de marcharse de este mundo,
y matarse por su amor.
Ay Dios mío, por su alma,
yo te elevo mi oración;
y perdón para la ingrata,
que su vida destrozó!!.
__________________________________________________
NO TE VAYAS
Por favor no te vayas, no me dejes solo,
no me condenes a tanto dolor
,
por favor no te vayas, no me dejes solo,
¿acaso no basta, con todo mi amor?.
Por favor no te vayas, no me dejes solo,
no vacíes mi alma, me muero sin vos,
por favor no te vayas, no me dejes solo,
si quieres mi vida, también te la doy.
Por favor no te vayas, no me dejes solo,
así te rogaba, esa tarde fatal,
y sin importarte el amor que te daba,
abriste una herida con saña y crueldad.
Yo no te maldigo, tampoco te odio,
y no me arrepiento de cuánto te ame,
es más, te lo juro, si naciera de nuevo,
lo mismo que otrora, yo te amare.
___________________________
Si del cielo se cayeran
las incontables estrellas,
aunque el sol en si mismo,
algún día, se fundiera,
y la luna, al verse sola,
se muriera de tristeza,
sólo a ti te buscaría,
dueña del primer poema.
Si los mares y los ríos
todo su caudal perdieran,
y las doradas arenas
en lava se volvieran,
mi corazón, tan loco,
rodando sobre ella,
sólo a ti te buscaría,
amor de adolescencia.
Si el florido y los verdes
de bosques y praderas,
algún día se perdiera,
y el trinar de las aves,
de dolor enmudeciera,
yo te estaré buscando;
ha pasado mucho tiempo,
mas, no olvido mi promesa!!.
En fin, si toda la creación,
por designio divino sucumbiera,
y el espacio infinito ya no fuera,
el mágico rincón de los poetas,
mi corazón, de ti enamorado,
y en agónica carrera…,
a tu lado llegaría,
¡para el último poema!.
______________________
Los “te amo”, que escuchas entredormida,
el candil que en las penumbras te ilumina,
ese rayo de sol que te despierta,
y el jilguero que te canta melodías.
El viento que despeina tus cabellos,
y la brisa que, tan suave, te acaricia,
la llovizna que se mezcla con tu llanto,
y esos niños que provocan tu sonrisa.
Ese beso que aun sientes en tus labios,
la canción tan dulce que no olvidas,
la pasión que despierta tus sentidos,
y las ansias de un amor sin medida.
Tu ilusión, tu tristeza, tu alegría,
el que en sueños cada noche te visita;
¡Quién diría!, ese, ese soy yo, mujer,
¡si, el de siempre!, y tú…,no lo sabías.
____________________________________________
ELLA
A pesar de la mágica luna,
a pesar de ese manto de estrellas,

sumergido en espesa penumbras,
mi alma pregunta por ella.
A pesar de tanta ternura,
de expresarle mi amor en poemas,
a pesar de tanta locura,
yo sigo buscándola a ella.
A pesar de no tener más fortuna,
que la noche, su luna y estrellas,
lo doy todo por la ventura,
de morir en los brazos de ella.
A pesar que habrá noches de luna,
a pesar que habrá brillo de estrellas,
yo no puedo amar a ninguna,
mi amor lo he gastado por ella.
_________________________________
Cuando nada te cause alegría,
y ya no veas el brillo del sol,
cuando no te acaricie la brisa,
y en tu jardín no quede una flor.
Cuando la noche te encuentre perdida,
y la luna no te quiera alumbrar,
las estrellas te nieguen sus guiños,
y la niebla no te deje avanzar.
Cuando esto y más cosas te ocurran,
y sientas el frio de la soledad,
tal vez despiertes de tu vanagloria,
y tomes conciencia de la realidad.
Cuando te canses de andar por la vida,
sola sin que nadie se ocupe de ti,
quizás llegue a ti mi recuerdo,
y te vea con prisa volver hacia mí.

ERNESTO_____Luna____Sol___