DIALOGO ANIMAL

Un camino que no es ni carretera,

en la lejanía se divisa un viejo asno,

que despacio una carreta arrastra.Lejos,

 

divisa un mulo que se acerca,

hasta llegar donde él está, sudando,

otra carreta lleva detrás, sin pausa.

 

El burro, a pesar de su fama terca,

en educación y saber es muy sobrado,

se dirije al buen mulo, que descansa.

B- Buenos días mi querido amigo tenga,

cuénteme como los días va pasando,

que hace tiempo que por aquí no pasa.

M-Ya ves, amigo burro, vamos tirando,

a duras penas, aunque solo del carro,

es penoso decir lo que suena a guasa.

B-Amigo mulo, hemos de conformarnos,

que nacimos esclavos de los humanos

y así seguiremos trabajando por nada.

M-Solo por comer de cebada un puñado,

un buche de agua, que al día tomamos

y alguna vez solo una podrida manzana.

B-Yo me quejo, porque nacimos esclavos,

pero no entiendo nada que los humanos,

se hagan tambien esclavos por casi nada.

M-Amigo, el hambre en este país mundano,

ciega los ojos, sin poder nada remediarlo,

trabajando solamente por la comida diaria.

B-En fín, debemos no seguir pensando,

que nosotros no podemos cambiarlo,

es el hombre, el que debe dar la cara.

M- Pero, al menos, deberían destaparnos,

las anteojeras, para poder ver los prados

y sentir el frescor del aire de la mañana.

B-Tienes razón, amigo, es mejor olvidarnos,

así que, por ahora, lo mejor es ya dejarlo,

para seguir tirando de nuestras tartanas.

M-Adios, amigo, hasta que a vernos volvamos,

que mi amo mira y ya se está impacientando

y quiere ir a su casa, a dormir hasta mañana.

B-Adios, amigo mulo, no está en nuestra mano,

arreglar el mundo y tambien me mira mi amo,

para coger la cosecha de la uva temprana.

ERNESTO

Anuncios