La Leyenda del Espantapájaros (en español)

 

^^POEMAS^^

 

LA NOCHE QUEDÓ ATRÁS

La noche quedó atrás,

un nuevo día se asoma en tu horizonte de ventura.

En lo que fuera llanto, hay alegría

en lo que fue rencor, hoy hay ternura.

Ya eres otro.

Bajo el conjuro de la palabra “Amor” te has superado.

Todo es más noble en ti.

Todo es más puro,

porque todo de amor se te ha llenado.

¡Amar y solo amar!

Esa es la clave que mueve al universo,

a la vida.

Lo duro de la senda es más suave si tú puedes decir:

“Ama y olvida”.

Amar a Dios, a ti, al mundo entero.

A los que tú conoces, al extraño,

al rico, al poderoso, al pordiosero,

al que te da la paz o te hace daño.

¡Tú ya eres otro!,

porque has podido arrancar la cadena que te ataba

a tu eterno “Imposible”,

y has sabido trasponer el dolor que te agobiaba.

Llena tu mente de las cosas buenas,

de las cosas positivas que construyen

y deja en el ayer todas tus penas,

las negaciones que todo lo destruyen.

Tu hogar será de dicha,

y en los tuyos hallarás el “Por qué” de tu camino.

Y todo para ti será de orgullo,

y tus hijos tendrán otro destino.

Y tú que eres soltera,

buscarás, no al hombre que halague tus sentidos,

sino al alma que te comprenda más,

porque el alma hace al hombre y no el vestido.

La noche quedó atrás.

Un nuevo día se anuncia en el dintel de tu ventana.

Ya no dejes que escape tu alegría

ni que vuelva el ocaso a tu mañana.

Ya no vivas de ayeres, de lamentos.

Ya no suenes tu nota discordante.

Piensa siempre en todos tus momentos,

¡que la vida comienza a cada instante!

VICTOR MANUEL OTERO GONZALEZ

_________________________________________

EL SOL, LA ROSA Y EL NIÑO

El sol, la rosa y el niño

flores de un día nacieron.

Los de cada día son

soles, flores, niños nuevos.

Mañana no seré yo:

otro será el verdadero.

Y no seré más allá

de quien quiera su recuerdo.

Flor de un día es lo más grande

al pie de lo más pequeño.

Flor de la luz el relámpago,

y flor del instante el tiempo.

Entre las flores te fuiste.

Entre las flores me quedo.

MIGUEL

HERNÁNDEZ

________________________

BESARSE, MUJER

Besarse, mujer,

al sol, es besarnos

en toda la vida.

Ascienden los labios

eléctricamente

vibrantes los rayos,

con todo el fulgor

de un sol entre cuatro.

Besarse a la luna,

mujer, es besarnos

en toda la muerte.

Descienden los labios

con toda la luna

pidiendo su ocaso,

gastada y helada

y en cuatro pedazos.

MIGUEL

HERNÁNDEZ

____________________

TUS CARTAS SON UN VINO

Tus cartas son un vino

que me trastorna y son

el único alimento para mi corazón.

Desde que estoy ausente

no sé sino soñar,

igual que el mar tu cuerpo,

amargo igual que el mar.

Tus cartas apaciento

metido en un rincón

y por redil y hierba

les doy mi corazón.

Aunque bajo la tierra

mi amante cuerpo esté,

escríbeme, paloma,

que yo te escribiré.

Cuando me falte sangre

con zumo de clavel,

y encima de mis huesos

de amor cuando papel.

MIGUEL

HERNÁNDEZ

______________________________

Con la Simple Palabra

la simple palabra de hablar todos los días,

que es tan noble que nunca llegará a ser vulgar,voy diciendo

esta cosas que casi no son mías,así como las playas casi no son mar.

Con la simple palabra con que se cuenta un cuento,

que es la vejez eterna de la eterna niñez,la ilusión,

como un árbol que se deshoja al viento,

muere con la esperanza de nacer otra vez.

Con simple palabra te ofrezco lo que ofreces,

amor que apenas llegas cuando te has ido ya:

Quien perfuma una rosa se equivoca dos veces,

pues la rosa se seca y el perfume se va.

Con la simple palabra que arde en su propio fuego,

siento que en mí es orgullo lo que en otro es desdén:

Las estrellas no existen en las noches del ciego,

pero, aunque él no lo sepa, lo iluminan también.

Y así, como un arroyo que se convierte en río,

y que en cada cascada se purifica más,

voy cantando este canto tan ajeno y tan mío,

con la simple palabra que no muere jamás!

José Angel Buesa

________________________________

El Clavel Seco

el clavel del patio estaba seco,

yo, entristecido por sus tristes males,

baje al jardín para cavar un hueco,

en buena sombra entre dos rosales.

Y eran rosales cerca, gajo a gajo

en una cercanía indiferente

pero al cavar un poco, vi allá abajo

sus raíces trenzadas locamente.

Así, esta tarde, descubrí el secreto

de un cariño verdadero, hondo y discreto,

transplantando un clavel que se secó.

Y, en nuestra indiferente cercanía,

que loco ensueño se descubriríasi

alguien cavara un hueco entre tu y yo.

José Angel Buesa

_________________LunaSol715 LunaSol