UN DÍA FUIMOS PÁJAROS

Cuenta una antigua leyenda que antaño los Gitanos eran pájaros.

Un día, en pleno vuelo sobre la tierra, divisaron un palacio dorado,

brillando al sol y bajaron para verlo mejor.

El palacio estaba habitado por pavos, gallinas y patos que

Maravillados por la belleza de los gitanos-pájaros,

Empezaron a regalarles todo tipo de joyas y golosinas

suplicándoles que no se marcharan.

Pronto todos los pájaros estaban cubiertos

de cadenas de oro, de pies a cabeza.

Tan sólo un pájaro resistió a la tentación de tantas riquezas

incitando a los demás a que retomaran el vuelo.

Pero, nadie le escuchó. Entonces, con el corazón pesaroso

se elevó en el aire y se lanzó a las piedras desde lo alto de los cielos.

Solamente en ese momento los gitanos-pájaros

Despertaron de su entorpecimiento y empezaron a batir las alas.

Pero el oro los tiraba hacia abajo y no lograban despegar del suelo.

Los pavos, las gallinas y los patos cantaron victoria.

Mantendrían para siempre aquellos bellos pájaros

Encerrados en jaulas de oro.

De repente, una pequeña pluma roja se deslizó hacia el interior del palacio

Y aterrizó a los pies de los pájaros.

El oro se cayó de sus cuerpos, pero sus alas ya no les obedecían

Y no lograron levantar vuelo.

La pequeña pluma roja, suavemente llevada por el viento,

Salió del palacio y empezó a errar por los caminos polvorientos.

Los gitanos la siguieron y fueron perdiendo sus plumas una por una,

transformándose así en humanos.

Con cuerpo de hombre y alma de pájaro….

Se olvidaron para siempre de cómo volar.

(Leyenda gitana)

Ernesto

POEMA

COMO HACERTE SABER….

¿Como hacerte saber que siempre hay tiempo?

Que uno solo tiene que buscarlo y dárselo.

Que nadie establece normas salvo la vida.

Que la vida sin ciertas normas pierde forma.

Que la forma no se pierde con abrirnos.

Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.

Que no esta prohibido amar.

Que también se puede odiar.

Como hacerte saber que nadie establece

normas salvo la vida!…

Que el odio y el amor son afectos.

Que la agresión porque si, hiere mucho.

Que las heridas se cierran.

Que las puertas no deben cerrarse.

Que la mayor puerta es el afecto.

Que los afectos nos definen.

Que definirse no es remar contra la corriente.

Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja.

Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.

Que negar palabras implica abrir distancias.

Que encontrarse es muy hermoso.

Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida.

Que la vida parte del sexo.

Que el porque de los niños tiene un porque.

Que querer saber de alguien no solo es curiosidad.

Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana.

Que nunca esta de más agradecer.

Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo.

Que nadie quiere estar solo.

Que para no estar solo hay que dar.

Que para dar debimos recibir antes.

Que para que nos den también hay que saber como pedir.

Que saber pedir no es regalarse.

Que regalarse es en definitiva no quererse.

Que para que nos quieran debemos mostrar quienes somos.

Que para que alguien sea hay que ayudarlo.

Que ayudar es poder alentar y apoyar.

Que adular no es ayudar.

Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.

Que las cosas cara a cara son honestas.

Que nadie es honesto porque no roba.

Que el que roba no es ladrón por placer.

Que cuando no hay placer en hacer las cosas, no se esta viviendo.

Que para sentir la vida no hay que olvidarse, que existe la muerte.

Que se puede estar muerto en vida.

Que se siente con el cuerpo y la mente.

Que con los oídos se escucha.

Que cuesta ser sensible y no herirse.

Que herirse no es desangrarse.

Que para no ser heridos levantamos muros.

Que quien siembra muros no recoge nada.

Que casi todos somos albañiles de muros.

Que seria mucho mejor construir puentes.

Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.

Que volver no implica retroceder.

Que retroceder puede ser también avanzar.

Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol.

Como hacerte saber, que nadie establece normas, salvo la vida!…

Mario Benedetti.

iwm38ofs

Ernesto