Geminis [Desde el 21 de Mayo hasta el 21 de Junio]

ERNESTO

Geminis – Introducción

Según una antigua tradición, Géminis viene a significar con frecuencia pares opuestos. Una antítesis dual entre el Todo y lo individual, la tierra y el cielo, el creador y lo creado.

Esta realidad de Géminis se encuentra presente en el mito egipcio de Osiris y en la leyenda del Ave Fénix.

Esta última habla de la especie más hermosa de las águilas, una con enormes alas y cuyo tamaño es similar al de un pavo que lleva sobre su cabeza una especie de moño.

Según los sacerdotes del antiguo Egipto, el Ave Fénix tenía el cuello color oro y su cola blanca aparecía jalonada por pinceladas rojas. Sus ojos emitían una luz semejante al destello de las estrellas y en cuanto notaba próxima su muerte, se disponía a preparar un nido inflamable con materiales diversos como maderas, resinas, gomas y hierbas aromáticas en el que se tendía expuesto a los rayos del Sol. Estos provocaban un denso incendio a causa del cual, el cuerpo del Ave Fénix, quedaba reducido a cenizas. De ellas saldría, pasado el tiempo, otro Fénix para volar hacia el altar del Sol portando los restos de su padre. Esta ave mítica y fabulosa parece que podía vivir más de quinientos años y siempre se la relacionaba con el culto que los sacerdotes egipcios tributaban al Sol.

Pero dentro de la simbología de Géminis, destaca el símbolo de los gemelos. El origen de esta constelación está asociado al mito griego de Cástor y Pólux, dos hermanos gemelos, hijos de Zeus. Profesándose un amor sin límites, la muerte de Cástor lleva al otro a renunciar a la inmortalidad para estar con su hermano. Desde entonces, los dioses les divinizan y unen sus destinos para toda la eternidad.

En el aspecto más práctico, se puede decir de Géminis que es un signo lleno de contrastes. Regido por Mercurio, el planeta de la inteligencia, cuya influencia suele verse empañada por la difícil personalidad de los nativos de este signo.

Al igual que contradictoria es su relación con el resto de los signos, también lo es el hecho de que esta doble personalidad les proporcione un encanto especial. Astutos, convincentes e impulsivos, pueden llegar a ser muy nerviosos y superficiales en algunas cuestiones.

Geminis – AMOR

Quien no conozca bien o quiera conocer a los nativos Géminis, puede llevarse la impresión de que son personas egocéntricas. Y desde luego, pueden serlo hasta la saciedad, pero esta parcela de sus sentimientos no está a expensas de ninguna adoración especial por sí mismos. Pero la influencia del poderoso impulso de curiosidad les hace preguntarse a menudo cuestiones sobre su compleja personalidad que pueden mal interpretarse en algunas ocasiones.

Esta relación de llevar entre manos varias cuestiones a la vez, se aplica también a la faceta amorosa de los nativos de este signo. El amor es maravilloso, pero hay también otras muchas cosas en su cabeza que entretienen su tiempo y sus sentimientos. No hay que buscar la templanza y la estabilidad junto a ellos ya que el amor no puede seguir su ritmo.

Geminis – SALUD

No hay mucho que decir a un Géminis sobre su propia salud. Su punto débil está unido a su gran virtud: su cabeza rápida y brillante. Mercurio, el veloz mensajero de los dioses, rige su vida y no podría ser de otra forma.

Los Géminis lo saben y son conscientes de ello desde su infancia. Su paso por el análisis exhaustivo, su curiosidad y su velocidad producen un cansado ejercicio para sus cuerpos. Y es que no es fácil para su estructura física seguir la pauta marcada por el perfecto mundo de las ideas.

La tensión, el nerviosismo y la impaciencia se pueden apoderar de ellos y traerles más de un disgusto.

Geminis – TRABAJO

Los regidos por el signo de los gemelos suelen ser muy especiales en todo lo que se refiere al capítulo del trabajo. Son capaces de llevar a cabo grandes tareas, delicadas tramas que han de realizarse con cuidado y con mucha anticipación, elaborando una estrategia compleja y sumamente eficaz.

En esta partida intelectual de la estrategia, parece que siempre ganan. En la otra cara, en la del trabajo físico constante, suelen desaprovechar el tramo ganado por la rapidez y claridad de ideas y caen víctimas de una fatiga real y tangible.

Geminis – AVENTURAS

Cuando se habla de aventura y hay un Géminis presente, estamos frente al candidato único e ideal para vivir un nuevo episodio tras otro. Para ellos, recibir al peligro y lo desconocido es un placer que se acerca a lo lúdico.

Un Géminis debería tener un laberinto siempre a mano para perderse por unos segundos y emerger con todos los minotauros en su poder. Pero, a falta de tanta clásica dificultad, no dudarán en recurrir a la búsqueda de pequeños alicientes que tuvieran en su núcleo la esencia del reto personal.

 

 

 

 

 

 

 

Geminis – Los Planetas

La tercera casa del zodíaco corresponde al signo de Géminis.

La Casa natural de Géminis está clasificada como común dentro de la Astrología. Cuando el nativo de Géminis se halla en ella, queda sometido su influjo. Todos sus deseos, anhelos y proyectos tendrán una impronta positiva y sus objetivos prioritarios serán de carácter intelectual.

Sin embargo, el nativo de Géminis también puede correr el riesgo de sentirse inclinado a resaltar su apariencia externa, su vanidad, con lo que difícilmente podría conseguir resultados satisfactorios.

Géminis, tercer signo del Zodíaco está regido por el planeta Mercurio. Bajo su influencia todas las características propias de los geminianos se verán apoyadas por los astros. Es el momento propicio para conseguir nuevas metas.

Sol en Géminis

Puesto que al Sol se le atribuyen todas las facultades llamadas activas, es claro que su incidencia nunca puede permanecer, ni resultar indiferente al nativo de Géminis. Aunque para algunas culturas y pueblos antiguos el Sol estaba cargado de dualismo y su influencia portaba signos de contradicción, el Sol suele ser símbolo de lo intrépido. Es la fuente donde se asienta el valor, el arrojo y el atrevimiento.

Cuando se funden las características del Sol con las capacidades de Géminis, el resultado será el de una etapa llena de oportunidades que los nativos de este signo deben aprovechar.

La Luna en Géminis

La Luna dota al nativo de Géminis de una desmedida curiosidad y de un deseo de búsqueda de lo novedoso. Esta necesidad de saber, puede hacer que aparezcan como personas superficiales que sólo se interesan por lo anecdótico. La pasividad de esta luminaria contrasta con el Sol, considerado como activo, y sus efectos siempre serán cambiantes.

Júpiter en Géminis

Júpiter comunica a las personas nativas de Géminis cierto gusto por la literatura. Si el planeta se encuentra en la Casa 1, se desarrollará la curiosidad por el medio y los grupos sociales que les rodean. También es necesario resaltar el carácter afable que confiere Júpiter a los geminianos, que se traduce en el tacto y la discreción empleados en el trato con sus semejantes.

Saturno en Géminis

La presencia de Saturno en Géminis reviste de interés material las acciones iniciadas por las personas nativas de este signo. Sobre cualquier otro aspecto predominará el pragmatismo y sólo lo útil tendrá verdadero valor para ellos. Un geminiano en esta situación siempre permanecerá como en segundo plano, aunque en realidad es quien mueve a obrar al intermediario; su sentido del ridículo y su excesivo amor a sí mismo les harán actuar desde la sombra en demasiadas ocasiones.

Marte en Géminis

Marte incide sobre los geminianos de diversos modos dependiendo siempre de la Casa en la que se encuentre asentado. Así, puede influir llevándoles a un comportamiento brusco o influirá en la estructura profunda de su pensamiento. Esto volverá a los Géminis más astutos ya que, aparentemente permanecen en un estado como de abstracción, pero el poder de su oratoria estará presente convenciendo al resto para lograr sus objetivos. Esta doble interpretación es vista por algunas escuelas astrológicas modernas como positivo ya que indica preferentemente que elige el diálogo y desecha el monólogo.

Venus en Géminis

Venus introduce un aspecto dual sobre este signo. Bajo su influencia se impone la llegada de lo estable, de lo armónico y lo racional decantará todo acto humano. Los éxitos sociales harán de este período algo muy positivo y la fortuna en el amor será la nota dominante. Al tiempo que se impondrá lo femenino, lo estético y el sentido más agradable de la vida. Destacará la espontaneidad en el afecto y el despego por lo material.

Neptuno en Géminis

La presencia de Neptuno en su signo produce cierta angustia existencial en los geminianos. Se ven obligados a cuestionarse a sí mismos y a reflexionar continuamente sobre su personalidad antagónica. Su lado más profundo y abstracto saldrá a la luz y este lado trascendental saldrá a relucir en sus discursos.

Bajo la influencia de Neptuno descubrirán el poder de su oratoria.

Mercurio en Géminis

En Astrología siempre se ha considerado a Mercurio como el propietario de la llamada energía intelectual. A menudo se le asocia al inconsciente y algunos discípulos de Freud lo citan siempre en relación con los procesos del mundo anímico.

Bajo la influencia de este planeta, los nativos del signo de Géminis disfrutarán de una etapa llena de optimismo y adaptaciones llenas de éxito. Su expresividad, tanto física como intelectual, estará en su mejor momento y los negocios y objetivos propuestos culminarán positivamente.

Urano en Géminis

Urano transmite inventiva e ingenio a las personas nativas de Géminis. Esto hace que, a menudo, sean envidiados por las personas de su entorno, pero su afán por el saber y su intelectualismo les permiten superar los efectos nocivos de semejantes críticas malintencionadas.

Sin embargo, algunos astrólogos afirman que nunca un geminiano supera la influencia producida por tales calumnias, y lo que realmente hacen es sublimar en cada instante una situación tras otra. Puede que de aquí nazca su ansia y su gusto por lo novedoso.

Plutón en Géminis

La responsabilidad y justicia emanadas de Plutón se fusionan con la sistematización de Géminis para producir resultados cuyo significado tendrá mucho que ver con “licitud” y “legitimidad”.

En esta etapa los derroteros intelectuales de Géminis pueden pasar por momentos de crisis y encontrar la oposición de su ambiente social.

Conocimiento del destino de una persona según el

significado del nombre, por el valor numérico y anagramático de las letras que lo integran.

 

 

Descripcion:

Simboliza la perpetua búsqueda de perfección en todo cuanto se realiza. Es propio de personas que se exijen mucho a sí mismas y a quienes colaboran, o conviven, con ellas. Por lo general, son personas en las que se puede confiar.

Dinero:

Hay que tener dinero para llevar a cabo, con aprovechamiento, hasta los más complicados proyectos.

Amor:

Son personas fieles, entregadas y confiadas.

Trabajo:

Realizan sus tareas con meticulosidad

ERNESTO