_—POEMAS__

Poema de Amor a una Mujer

Poema del Poema

Quizás pases con otro que te diga al oído

esas frases que nadie como yo te dirá:

y ahogando para siempre mi amor inadvertido

te amare mas que nunca….y jamas lo sabrás!

La desolada estrofa, como si fuera un ala,

voló sobre el silencio…Y tu estabas allí:

Allí, en el mas oscuro rincón de aquella sala,

estabas tu, escuchando mis versos para ti.

Y tu, la inaccesible mujer de ese poema

que ofrece su perfume pero oculta su flor,

quizás supiste entonces la amargura suprema

de quien ama la vida porque muere de amor.

Y tu, que nada sabes, que tal vez ni recuerdes

aquellos versos tristes y amargos como el mar,

cerraste en un suspiro tus grandes ojos verdes,

los grandes ojos verdes que nunca he de olvidar.

Después, se ergió tu cuerpo como una primavera,

mujer hoy y mañana distante como ayer.

Y vi que te alejabas, sin sospechar siquiera

que yo soy aquel hombre… y tu, aquella mujer!

José Angel Buesa

 

 

Sueño infantil

Una clara noche

de fiesta y de luna,

noche de mis sueños,

noche de alegría

-era luz mi alma

que hoy es bruma toda,

no eran mis cabellos

negros todavía-,

el hada más joven

me llevó en sus brazos

a la alegre fiesta

que en la plaza ardía.

So el chisporroteo

de las luminarias,

amor sus madejas

de danzas tejía.

Y en aquella noche

de fiesta y de luna,

noche de mis sueños,

noche de alegría,

el hada más joven

besaba mi frente…

con su linda mano

su adiós me decía…

Todos los rosales

daban sus aromas,

todos los amores

amor entreabría.

Antonio Machado

A una mujer

Niña!, si yo fuera rey daría mi reino,

mi trono, mi cetro y mi pueblo arrodillado,

mi corona de oro, mis piscinas de pórfido,

y mis flotas, para las que no bastaría el mar,

por una mirada tuya.

Si yo fuera Dios, la tierra y las olas,

los ángeles, los demonios sujetos a mi ley.

Y el profundo caos de profunda entraña,

la eternidad, el espacio, los cielos, los mundos

¡daría por un beso tuyo!

Víctor Hugo

La luna y la rosa

En el silencio estrellado

la Luna daba a la rosa

y el aroma de la noche

le henchía ?sedienta boca?

el paladar del espíritu,

que adurmiendo su congoja

se abría al cielo nocturno

de Dios y su Madre toda…

Toda cabellos tranquilos,

la Luna, tranquila y sola,

acariciaba a la Tierra

con sus cabellos de rosa

silvestre, blanca, escondida…

La Tierra, desde sus rocas,

exhalaba sus entrañas

fundidas de amor, su aroma…

Entre las zarzas, su nido,

era otra luna la rosa,

toda cabellos cuajados

en la cuna, su corola;

las cabelleras mejidas

de la Luna y de la rosa

y en el crisol de la noche

fundidas en una sola…

En el silencio estrellado

la Luna daba a la rosa

mientras la rosa se daba

a la Luna, quieta y sola

de Miguel de Unamuno

 

   

 

    

Al nacer el día aparece el sol, al caer la noche aparece la luna, y se acelera mi corazón si aparece tu figura.”

“Si de un jardín me dan a escoger una rosa, te escojo a ti que eres la más hermosa.”

ERNESTO

 

BUENOS DIAS Ver imagen en tamaño completoVer imagen en tamaño completo

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Yolanda
    Dic 07, 2009 @ 19:26:11

    OHHHHHHHH QUE BONITO MOLA ………. NUNCA CAMBIES ………..CADA VEZ Q VEO TU ESPACIO ME MOLA MAS MUACKISSS UN BESO MI SOL BONITO JIJIJI PORQUE SIGUES SIENDO MI SOL A QUE SI…..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: