BUENAS NOCHES

     

 

    

“Paradigma”.

Un sabio, decía que nuestra forma de pensar se congela y nos quedamos recorriendo siempre los mismos caminos, pues la mente se fija a las cosas que pensamos.

Hoy en día este fenómeno se conoce como “paradigma”.

Imaginemos que vamos en bicicleta por una carretera: el aire fresco golpeándonos el rostro; los árboles, las nubes, la naturaleza, las aves, los montes lejanos…

Imaginemos que de pronto vemos, una gran piedra en medio del camino.

Si fijamos toda nuestra atención en la piedra -es decir, en el obstáculo-, por más que sólo ocupe un breve espacio en la carretera, terminaremos chocándonos con ella.

Pensemos cuántas veces descubrimos un obstáculo en la vía y, al asumirlo como si fuera lo único, hacemos desaparecer todas las demás opciones (los árboles, las nubes, el resto del camino), dirigiéndonos irremediablemente hacia él, hacia la piedra.

No permitamos hoy que los obstáculos desvíen nuestra atención y nos hagan creer que ya no hay salida, siempre hay oportunidades que vienen con ellos.

 

  

 

Cara Luna

Quien dice que no duele las huellas en la arena

Que ya el mar se la llevo pero la luna sigue ahí

Esa luna es mi condena

Yo nací una mañana y juntos por la noche y la insitiva del recuerdo

se disfrazan de intuición

y en una pos tu voz se esconde

y yo sé que tal vez tu nunca escuches mi canción lo sé y yo sé que tal veiiiezz siga usando así robándote en mi inspiración mientras siga viendo tu cara en la cara de la luna mientras yo siga escuchando tu voz entre las olas entre la espuma mientras tenga que cambiar la radio de estación por que cada canción me hable de tí de ti yy y y yyy

La vida se me esconde y me hace una promesa si de donde nace alguna inspiración de donde nace otra canción y ya no se lo que se esconde yo ya no sé lo que se esconde

y yo sé que tal vez tu nunca escuches mi canción lo sé y yo sé que tal veiiiezz siga usando así robándote en mi inspiración mientras siga viendo tu cara en la cara de la luna mientras yo siga escuchando tu voz entre las olas entre la espuma mientras tenga que cambiar la radio de estación por que cada canción me hable de tí de ti yy y y yyy yo seguiré buscando o seguiré escapando tal vez de tí tal vez de mí yo seguiré buscando una explicación de esta canción tambiennnnnn mientras siga viendo tu cara en la cara de la luna mientras yo siga escuchando tu voz entre las olas entre la espuma mientras tenga que cambiar la radio de estación por que cada canción me hable de ti de ti y de mi.

 

 

 

Sin Palabras Y en Silencio

Aunque nunca mi cariño tenga el premio de tus besos.

Aunque nunca mis palabras, repercutan en tu pecho;

yo lo mismo he de quererte sin palabras y en silencio.

Como sufren los que aman, los que aman en silencio,

porque te llevo en el alma como si fueras un sueño;

como si todo lo tuyo se adormeciera en mi pecho.

Benditas sean las noches que sin mirarte yo te veo,

y ese viajero incansable que se llama pensamiento

que me lleva a todas partes para cubrirte de besos.

Y las noches que traen tu recuerdo cuando a solas en mi cuarto

sin mirarte yo te veo porque me has enseñado

a amarte desde lejos, con los ojos, con el alma,

sin palabras y en silencio.

 

DEL RATONCITO, EL PAJARITO Y LA SALCHICHA

Erase una vez un ratoncito, un pajarito y una salchicha que habían formado socie­dad y un hogar y llevaban mucho tiempo viviendo muy bien y maravillosamente en paz y sus bienes habían aumentado admirablemente. El trabajo del pajarito consistía en volar todos los días al bosque y llevar leña a casa. El ratón tenía que llevar el agua, encender el fuego y poner la mesa, y la salchi­cha tenía que cocinar.

¡Pero al que bien le va siempre le apetece hacer cosas nuevas! Y un día el pajarito se encontró por el camino con otro pájaro y le contó, elogiándola mucho, la mara­villosa vida que llevaba. El otro pájaro, sin embargo, le dijo que era un desgraciado que hacía el peor trabajo mientras los otros dos se pasaban el día muy a gusto en su casa. Que cuando el ratón había encendido su fuego y llevado el agua se metía en su cuartito a descansar has­ta que le decían que pusiera la mesa. Y que la salchichi­ta se quedaba junto a la olla mirando cómo se hacía la comida y que cuando se acercaba la hora de comer no tenía más que pasarse un poco por el puré o por la ver­dura y ya estaba todo engrasado, salado y preparado. Y que cuando el pajarito llegaba finalmente a casa y deja­ba su carga ellos no tenían más que sentarse a la mesa y después de cenar dormían a pierna suelta hasta la mañana siguiente, y que eso sí que era pegarse una buena vida.

Al día siguiente el pajarito, instigado por el otro, se negó a volver al bosque diciendo que ya había hecho bastante de criado y ya le habían tomado bastante por tonto y que ahora tenían que cambiarse y probar de otra manera. Y por mucho que el ratón se lo rogó, y también la salchicha, el pájaro se salió con la suya, y se lo echaron a suertes, y a la salchicha le tocó llevar la leña, al ratón hacer de cocinero y al pájaro ir a por agua.

¿Y qué pasó? Pues la salchichita se marchó a por le­ña, el pajarito encendió el fuego y el ratón puso la olla, y los dos se quedaron solos esperando que volviera a casa la salchichita con la leña para el día siguiente. Pero la salchichita llevaba ya tanto tiempo fuera que los dos se temieron que no había ocurrido nada bueno y el pa­jarito voló un trecho en su busca. No muy lejos, sin em­bargo, se encontró con un perro en el camino que ha­bía tomado por una presa a la pobre salchichita, la había atrapado y la había matado. El pajarito protestó mucho y acusó al perro de haber cometido un crimen manifiesto, pero no hubo palabras que le valieran, pues el perro dijo que le había encontrado cartas falsas a la salchicha y que por eso había sido víctima de él.

El pajarito, muy triste, recogió la madera y se fue a casa y contó lo que había visto y oído’. Estaban muy afli­gidos, pero decidieron poner toda su buena voluntad y permanecer juntos. Por eso el pajarito puso la mesa, y el ratón hizo los preparativos para la comida y se puso a hacerla e igual que había hecho antes la salchichita se metió en la olla y se puso a remover la verdura y a escu­rrirse entre ella para darle sabor; pero antes de llegar a la mitad tuvo que pararse y dejar allí el pellejo y con ello la vida.

Cuando el pajarito fue y quiso servir la comida allí no había ya ningún cocinero. El pajarito, desconcertado, tiró la leña por todas partes y lo buscó y lo llamó, pero no pudo encontrar a su cocinero. Por descuido el fuego llegó hasta la leña y provocó un incendio; el pajarito sa­lió rápidamente a buscar agua, pero entonces se le cayó el cubo al pozo y él se fue detrás y ya no pudo recuperar­se y se ahogó.

idiota

Se cuenta que en una aldea del interior un grupo de personas se divertía con un idiota de la aldea. Un pobre infeliz, de poca inteligencia, que vivía de pequeñas changas y limosnas. Diariamente ellos llamaban al idiota al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una grande de 400 reales y otra pequeña de 2000 reales.

Él siempre escogía la grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Cierto día, alguien que observaba al grupo le llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda grande valía menos.

Lo sé, respondió, no soy tan bobo.

Vale cinco veces menos, pero el día que escoja la otra, el jueguito acaba y no voy a ganar más monedas.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quién parece idiota, no siempre lo es.

La segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos idiotas de la historia?

La tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos.

Pero la conclusión más interesante es: Podemos estar bien, aún cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros mismos.

Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan de nosotros, pero sí lo que realmente somos.

“Uno de los mayores placeres del hombre inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente”.

Saber Vivir

 

 

Vivir es…caminar por la calle sin tener miedo. Saber decir que no, levantarse a cualquier hora y no sentirse culpable. Comer cuando se tiene hambre. Saber decir que sí. Cumplir con las obligaciones sin sentirse obligado, poder mirar a todos sin sentirse avergonzado, estar contento con uno mismo, trabajar sin que sea trabajo, tener ganas de vivir, tener conocimiento de sí mismo, tener miedos y superarlos, no tener miedo de tener miedo. Saber compartir lo que se tiene, dar a los que amamos, tener tiempo para nosotros, caminar por una playa desierta y sentirse acompañado, tener amigos que nos quieran, poder conversar , poder estar en silencio. Saber que hay cosas que nos preocupan, saber que hay cosas que nos exceden, tener consciencia de que nos aman y no buscar que nos amen.

 

Sentir que estamos vivos, saber aceptar lo que nos toca, reír y llorar cuando queremos, poder descansar sin que nos cansemos, poder mirar las estrellas sin que nos olvidemos de nosotros, de nada, de nadie.

 

Saber pedir perdón, saber sufrir, saber olvidar, saber perder. Saber ganar. Saber perdonar. Saber morir. Poder dar sin que nos importe. Saber que podemos equivocarnos, reconocer que hay personas que nos quieren.

 

Saber soñar, pero sin vivir soñando, poder mirar mañana y no darle importancia, no tener de que arrepentirse, pero saber hacerlo, aceptar al prójimo cómo es, saber comprender el llanto de los demás, estar contentos por lo que somos. Saber jugar con los niños, tener consciencia de que somos muy pocos, pero también muy importantes.

 

Saber ser feliz y saberlo, saber que somos un mundo en que no cabe todo un mundo, no mentirnos. Saber que para alguien somos un mundo, saber aceptar lo que nos dan, no exigir, poder dar cuando nos piden, saber dar sin que nos pidan. Saber ser orgullosos, saber ser humildes, saber mirar a una mujer, saber mirar a un hombre, no tener miedo de nuestra libertad, no tener ataduras, pero amar lo que tenemos, poder y saber cambiar, poder y saber : hacer, decir, pensar, amar, todo.

 

Saber vivir entonces es… empezar a vivir.

 

__Luna____

_____Sol

________ERNESTO_   

 

ladybluemoonlight7gbxa0.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: