LEÓN FELIPE

Un caballo blanco

Madre… no me riñas,

que ya nunca vuelvo a ser malo…

No me riñas, madre…

que ya no vuelvo a llenarme de barro.

Madre… no me riñas,

que ya no vuelvo a manchar mi vestido blanco.Madre…

cógeme en tus brazos…

acaríciame,

ponme en tu regazo…

Anda… Madre mía,

que  ya nunca vuelvo a ser malo.

Así…

     Y arrúllame y cántame… y bésame…

duérmeme… apriétame en tu pecho

con la dulce caricia de tus manos…

anda… madre mía

que ya no vuelvo a llenarme de barro.

Madre…

¿verdad que si ya no soy malo

me vas a comprar

un caballo blanco

y muy grande,

como el de Santiago,

y con alas de pluma,

un caballo que corra y que vuele

y me lleve muy lejos… muy alto… muy alto…

donde nunca pueda

mancharme de barro

mi vestido nuevo,

mi vestido blanco?…

¡Oh, sí madre mía…

cómprame un caballo

grande

como el de Santiago

y con alas de pluma…

un caballo blanco

que corra y que vuele

y me lleve muy lejos… muy alto… muy alto…

que yo no quiero otra vez en la tierra

volver a mancharme de barro!

Sé todos los cuentos

Yo no sé muchas cosas, es verdad.

Digo tan sólo lo que he visto.

Y he visto:

que la cuna del hombre la mecen con cuentos,

que los gritos de angustia del hombre los ahogan

con cuentos,

que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,

que los huesos del hombre los entierran con cuentos,

y que el miedo del hombre…

ha inventado todos los cuentos.

Yo sé muy pocas cosas, es verdad,

pero me han dormido con todos los cuentos…

y sé todos los cuentos.

 

Canción marinera

Todos somos marineros,

marineros que saben bien navegar.

Todos somos capitanes,

capitanes de la mar.

Todos somos capitanes

y la diferencia está

sólo en el barco en que vamos

sobre las aguas del mar.

Marinero, marinero;

marinero… capitán

que llevas un barco humilde

sobre las aguas del mar…

marinero…

capitán…

no te asuste

naufragar

que el tesoro que buscamos,

capitán,

no está en el seno del puerto

sino en el fondo del mar

ESTA NOCHE NO HUBO LUNA…

Ahora camino de noche

porque las noches son claras …

Y esta noche no hubo luna,

no hubo luna amiga y blanca .. .

y había pocas estrellas,

pocas estrellas y pálidas…

Y era todo triste sin la luna amiga…

y era todo negro sin la luna blanca.

No se veía la cinta

de la carretera larga…

los olivos del recuesto

apenas se dibujaban…

un murciélago pasó

rozándome la cabeza con el ala …

y me ladraron los perros

en los bancales con saña.

Sin luna todo era negro y triste…

vi una luz allá lejana…

y, a tientas, fui hasta la luz

y en la luz pedí posada…

Esta noche no hubo luna…

no hubo luna amiga y blanca…

Y recordé aquella noche

en que no vino mi amada…

y en que yo loco de amor,

lleno de fiebre y de ansias…

hice también alto

en la primera posada…

Poema Diálogo Perdido de Leon Felipe

 

Entre Don Quijote y Sancho)

-Todos andan buscando, Sancho, una paloma por el mundo

y nadie la encuentra.

-Pero , que paloma es la que buscan?

-Es una paloma blanca que lleva en el pico el ultimo rayo amoroso

 de luz que queda ya sobre la tierra.

-Como la golondrina de Tristán.

-Eso, como la golondrina de Tristán. Bien te acuerdas, Sancho.

Aquel cabello dorado de Isolda que dejo caer la golondrina sobre

el hombro cansado del Rey era el rayo de amor que andaba buscando

 el hombre sobre la tierra,

pero no es esto…

hay otra definición;

te lo explicaré mejor:

esa paloma que andan buscando

es aquella que una vez se le posó en la cabeza

a un pobre Nazareno en el Jordán;

aquello sí fue un buen juego de prestidigitación:

un hombre sencillo entra a bañarse en el Jordán.

se le posa una paloma blanca sobre la cabeza

y sale de las aguas

convertido en el hijo de la Luz

en el hijo de Dios

en el hijo del Hombre

Y aquel juego se hizo sin trucos y sin trampas

por eso fue un gran milagro.

¡El Gran Milagro del Mundo!

Desde entonces

el hombre vale más…

Y desde entonces todos andan buscando esa paloma

para que se haga otra vez el Milagro…

¡Y el Hombre valga mas!

ERNESTO___Luna_____Sol______