Locos

 
 

En la vida podemos seguir el sendero que nos han marcado al nacer y no desviarnos ni un milímetro de él. De esta manera pocos riesgos corremos y casi ningún error cometeremos.

Pero si queremos realmente vivir hay que arriesgarse, aunque ello nos suponga caer muchas veces, pero a la postre la recompensa vendrá. Este mundo no es para los ñoños, ni para los cuerdos ni conservadores.

La vida está hecha para los que arriesgan cada día, para los que son capaces de darlo todo por un ideal, para aquellos que los cuerdos llaman locos.

Compré un patito con un defecto el las patas, porque andaba zambo. Estaba sucio y desnutrido y su vida se prometía corta. Lo cuidé, lo alimenté y le di cariño. Y mi pato se transformó en un soberbio ejemplar.

Hoy al ir la verlo no estaba en su islita sino nadando junto a su compañero de estanque llamado Lucas por los niños. Lo llamé Krabbyll y vino solícito a comer pepino de mi mano. ¡Por fin se había atrevido a nadar!.

A los seis días de estar en el estanque, mi pato ya puede valerse por si mismo. Podré ir a verlo cuando lo desee pero ya sabe alimentarse solo porque en ese estanque cada día llegan niños con comida para ellos. Él también ha sabido ser valiente y adaptarse a un medio desconocido para así tener una vida mas feliz. Y si algún día lo desea moverá sus alas y se  irá volando en busca de nuevos lugares.

Mi pato y yo estamos locos. ¡Qué guay!.

 

 

Encontrado en la red y me gusto mucho.
_ERNESTOLunaSol_________________