_____POEMAS________

 

Era dulce su mirada

 
 

 

Era dulce su mirada

 

de un inexplicable amor;

y era amable su palabra,

su melodioso rumor.

¡Qué dulce! ¡Qué dulce el nombre,

como el nombre de una flor!

 

En

mis sueños estas tu 

Recuerdos De Haberte Amado

El amor fue la primera rosa que a una mujer le he regalado

y es para mí el realismo mágico de un recuerdo grave,

o quizás sea un poema de amor hecho de palabras suaves

que tú encontrarás en un libro aunque lo haya olvidado.

El amor son los versos que te escribí en noches desvelado

con cada palabra que aun hoy sin pensar me sale

por motivos que nadie jamás podrá decir que sabe

pero que la musa del amor siempre me ha regalado.

El amor es el recuerdo de un encuentro frente a frente

sin palabras con hechos por el corazón marcados

con ansias y deseos que nos hacían transparentes.

El amor son recuerdos que los años no han borrado

al quedar como memorias revividas y permanentes

que aclaran el valor de una vez haberte amado.

(Juan Antonio Rodriguez, hijo)

UNA MUSA CON CANDOR

Quería yo una noche soñar contigo

para imaginarte por mi alrededor,

llevarte de mi mano, darte mi abrigo

y escribir para ti, UNA MUSA CON CANDOR.

Y me abracé a mi almohada fuertemente

queriendo encontrar en ella tu calor,

así pude besarte ardientemente

y regalarte UNA MUSA CON CANDOR.

Acaricié con ternura tu cabello

como acaricia el rocío a una bella flor

coloqué mis manos debajo de tu cuello

para recitarte UNA MUSA CON CANDOR

Continué soñando, soñar no tiene frenos.

Tu cuerpo ardía en un loco sopor,

con mis incrédulos labios besé tus senos,

mientras yo te cantaba UNA MUSA CON ARDOR

Recuerdo que inquieto te buscaba

en medio de aquel fantástico esplendor,

y dentro de ti… mi ansiedad vaciaba

mientras yo te inventaba, UNA MUSA CON CANDOR.

Y así pasamos, no sé ni cuantas horas

Tu cuerpo me pedía más y más amor

y yo te complacía sin demora

Mientras yo brindaba UNA MUSA CON CANDOR.

Tus ojos brillaban cada vez más ansiosos.

Y yo con mis labios limpiaba tu sudor,

¡que sueño!… ¡que sueño tan hermoso!

la noche que escribí UNA MUSA CON CANDOR.

  Félix Pagés-Romeo

INVENTARÉ

Cuando yo esté contigo, en ese mundo extraño

en que sólo tu y yo seamos los testigos

bordando en el tiempo a través de los años

una historia que empiece y termine contigo.

Inventaré una casa sin puertas ni ventanas

y adoraré tu imagen como a Dios se adora…

inventaré una noche que no tenga un mañana

y un reloj que no marque el paso de las horas.

Inventaré un palacio con las torres doradas

bien cerquita del sol y lejos de la bruma…

donde tu seas la reina de una corte de hadas

y la Diosa absoluta de un castillo de espumas.

Inventaré una alcoba con luces y reflejos…

cuando yo esté contigo, inventaré mil cosas

y un cuarto encantado con paredes de espejos

que te harán imaginar cosas maravillosas.

Inventaré una copa… la llenaré de vino

de ese vino especial que es mi mejor amigo

y beberé insaciable de ese licor divino

que me hace soñar, que estoy contigo.

Inventaré una calle en un pueblo lejano

donde todas las cosas, sean cosas diferente

y caminando juntos sin saber adonde vamos

seremos dos extraños entre toda la gente.

Y así con mis inventos, yo, como gran inventor

inventaré una llave para abrir tu broche…

y sentirás en tu piel el fuego de mi amor

cuando al fin lo hagamos… esa noche..

Félix Páges

LA PRIMERA PIEDRA

Yo cometí el error de enamorarme de ella

sin saber que ella era como un sueño imposible

era como tratar de alcanzar una estrella

aunque en sueños a veces…todo luce posible.

Ahora la barca de mis sueños, se oxida en la orilla

pues no quiere otra vez hacerse a la mar…

porque el sueño resultó, ser una pesadilla

y no quiere el mismo sueño volver a soñar.

Se que no debí de haberme enamorado…punto…

pues se que nunca debí de fijarme en tí…

pero pensando y pensando a veces me pregunto

como fue que tu llegastes a mí.

Fuimos víctimas los dos de la misma trampa

y caímos en ella casi sin darnos cuenta

éramos, el uno del otro la misma estampa

y fuimos azotados por la misma tormenta..

No intentemos ahora los dos disculparnos

pues somos culpables los dos de lo que hicimos

bajo del mismo árbol quisimos cobijarnos

y por la misma senda los dos nos perdimos.

Atados los dos con la misma cuerda

casi sin darnos cuenta la vida nos llevaba

y ahora ninguno de los dos recuerda

la misteriosa fuerza que nos empujaba.

Si yo fuí pecador…usted fue pecadora

pues nos abrazamos como el muro y la hiedra

Y ni usted ni yo distinguida señora

podremos tirar nunca… LA PRIMERA PIEDRA

Felix Pages

ERNESTOLuna

Sol

 

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Yolanda
    Feb 05, 2009 @ 14:34:07

    que bonitos poemas , siempre me gustaron tus poemas sol…. un saludo de tu amiga yolanda 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: