La nube y el sol

 Había una vez una nube muy envidiosa, a la que
no le gustaba nada que todos quisieran tanto al sol.
 Ella quería ser la única a la que todos quisieran…

Un día se puso delante del sol y le dijo:

      -¡Se acabó ! Te voy a tapar y desde ahora ya

 no podrá verte nadie nunca más.

      – ¡Oh, no Nube, no lo hagas. ¿Qué voy a hacer

sin ver a mis amigos los niños correr en los parques,

 ni a los abuelitos en la plaza calentándose conmigo,

 ni a las flores crecer…? Nube, por favor, no me tapes.

Pero la nube no le escuchó y le fue tapando y tapando,

 hasta que el sol se dejó de ver.

     Toda la gente le pedía a la nube que se apartase,

 pero ella muy tozuda no les hacía ningún caso.

 

      Al final, una niña muy lista que estaba mirando

 al cielo, le dijo a la nube:

      -Oye nube, qué bonita eres. A mí me gustas más

que el sol, porque tú sabes dar agua.¿Verdad que

 tú eres la que nos da la lluvia?

      -Sí, sí. -dijo muy orgullosa la nube-

      – ¿De verdad, de verdad, que eres tú la que

 nos da la lluvia?

      -Sí, sí, de verdad.-Dijo la nube muy ufana.

 ¿Quieres verlo?

      -SÍiiii,- dijo la niña- Pero una lluvia fuerte, muy

 fuerte que es como me gusta a mí.

      Y la nube orgullosa y contenta por ser más

importante que el sol, se pusoa llover… y a llover…

 y a llover. No se daba cuenta, pero cuanto

 más llovía,  más pequeñita se hacía, hasta

 que fue tan pequeña que ya no pudo tapar al sol

 

 

 

 

__ERNESTO___________________