POEMA Juan Ramón Jiménez

 

¿REMORDIMIENTO?

La tarde será un sueño de colores…

Tu fantástica risa de oro y plata

derramará en la gracia de las flores

su leve y cristalina catarata.

Tu cuerpo, ya sin mis amantes huellas,

errará por los grises olivares,

cuando la brisa mueva las estrellas

allá sobre la calma de los mares…

¡Sí, tú, tú misma…! irás por los caminos

y el naciente rosado de la luna

te evocará, subiendo entre los pinos,

mis tardes de pasión y de fortuna.

Y mirarás, en pálido embeleso,

sombras en pena, ronda de martirios,

allí donde el amor, beso tras beso,

fue como un agua plácida entre lirios…

¡Agua, beso que no dejó una gota

para el retorno de la primavera;

música sin sentido, seca y rota;

pájaro muerto en lírica pradera!

¡Te sentirás, tal vez, dulce, transida,

y verás, al pasar, en un abismo

al que pobló las frondas de tu vida

de flores de ilusión y de lirismo!

ERNESTO