POEMAS.

Por un sueño…

Esta poesía es por ti

fuiste quien me la inspiró

soñando, un beso de di

y ya no vivo sin tu amor.

Todo sabe y huele a ti

hasta el silencio es rumor,

estas tan dentro de mí

que yo soy tú y tú eres yo.

Quizás es el fruto de un sueño

puede ser realidad,

no sé si será una sombra

o será algo más.

Serán delirios de mi mente

que tengo también al despertar

pero deseo con toda mi alma

encontrar esa verdad.

Te buscaré hasta el fin

sé que esto no es soñar,

pero si fuera un sueño

no quisiera despertar.

Qué estos sueños son bellos

cuando tratan de amar

y muchos más aquellos

que se hacen realidad.

_________________________

LA LUNA

Luna altiva mujer misteriosa

vestida con túnica blanca,

partido el corazón en cuartos

menguantes, crecientes,

nuevos y llenos.

Acaricias noches

de amores soñados,

en las sombras

de cuartos oscuros

olvidados de amores.

Iluminas noches

de amores furtivos,

con horas pegadas

de ansias febriles,

de amores prohibidos.

Acompañas noches

de amores sublimes,

piel con piel,

alma con alma

hasta llegar al éxtasis.

No me abandones a mi

¡Luna buena!

toma mi mano y acompáñame

en una de esas noches

en la que yo ame.

_____ERNESTO________________

ANTONIO MACHADO.

PROVERBIOS Y CANTARES

Nunca perseguí la gloria

ni dejar en la memoria

de los hombres mi canción;

yo amo los mundos sútiles,

ingrávidos y gentiles

como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse

de sol y grana, volar

bajo el cielo azul, temblar

súbitamente y quebrarse.

En preguntar lo que sabes

el tiempo no has de perder…

Y a preguntas sin respuestas

¿quién te podrá responder?

¡Ojos que a la luz se abrieron

un día para después,

ciegos tornar a la tierra,

hartos de mirar sin ver!

Ayer soñé que veía

a Dios y que a Dios hablaba;

y soñe que Dios me oía…..

Despues soñé que soñaba.

Caminante, son tus huellas

el camino, y nada más;

caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante, no hay camino,

sino estelas en la mar.

¿Para qué llamar caminos

a los surcos del azar?…

Todo el que camina anda,

como Jesús, sobre el mar.

Todo pasa y todo queda,

pero lo nuestro es pasar,

pasar haciendo caminos,

caminos sobre la mar.

Yo amo a Jesús que nos dijo:

Cielo y tierra pasarán.

Cuando cielo y tierra pasen

mi palabra quedará.

¿Cuál fue, Jesús, tu palabra?

¿Amor? ¿Perdón? ¿Caridad?

Todas tus palabras fueron

una palabra:Velad.

Anoche soñé que oía

a Dios, gritándome: ¡Alerta!

Luego era Dios quien dormía,

y yo gritaba: ¡Despierta!!

¡A quién nos justifica nuestra desconfianza

llamamos enemigo, ladrón de una esperanza.

Jamás perdona el necio si ve la nuez vacía

que dió a cascar al diente de la sabiduría.

Nuestras horas son minutos

cuando esperamos saber,

y siglos cuando sabemos

lo que se puede aprender.

Ni vale nada el fruto

cogido sin sazón…

Ni aunque te elogie un bruto

ha de tener razón.

De lo que llaman los hombres

virtud, justicia y bondad,

una mitad es envidia,

y la otra no es caridad.

Yo he visto garras fieras en las pulidas manos;

conozco grajos mélicos y líricos marranos…

El más truhán se lleva la mano al corazón,

y el bruto más espeso se carga de razón.

_______ERNESTO__________________