POESIAS

Recuérdame  porque yo seré mucho mas que un recuerdo.
Yo seré el hombre que más te amó.

Y eso que nunca te besé, y nunca te tuve entre mis brazos,

Ni hacerte caricias suavemente con mis manos.

Pero ahora nunca más te podré querer, lo siento.

________________________________________________

Te quise como a nadie había querido te quiero mas que a mi

Propio  corazón y así te digo con esta despedida.

Te quiero más que antes, con todo el alma pensamiento

Y corazón.

________________________________

En mis noches de insomnio me consume la fiebre y mi delirio loco.

¡Desdichado de mí! Tu nombre invoco.

Enfermo estoy de amor pensando en tu abandono ¡que motivos

te he dado para sin piedad huyeras de mi lado!

Pensando en mi desdicha…La soledad me espanta y mi valor

se agota al no verte.

Lentamente me muero mi desesperación no tiene espera eres

una quimera vuelve pronto a mí no me dejes amor mío

___________________________________________

Tu corazón como el mío se ha instalado entre las estrellas,

Mira a las estrellas que nos unen y separan, mi corazón

entonces te hará una señal.

_______________________________________

Cuando te digan te quiero que te lo digan de corazón

a corazón.

Porque hay un te quiero que pasa como la corriente

del rió, porque ese querer es todo mentira.

Pero el querer de verdad es toda luz y da luz

De noche todo es sufrír y es llorar porque

ese amor es de verdad, por eso.

A ti mujer cuando te digan te quiero

Que te lo digan de corazón a corazón

______________________________________

Esta noche, mi amor, déjame soñar.

Déjame poner alas a mi destino.

Déjame llegar a ti.

Déjame besarte desde la ausencia.

Esta noche, mi amor.

Déjame cambiar el deseo por el

imposible de tu abrazo.

Hoy me consumo en la brasa de los sueños.

Mañana a la luz de tus ojos de niña.

Yo seré realidad.

Y esa noche no habrá sueños, ni

distancia, ni ausencia.

Esa noche, mi amor, mis manos envolverán tu nombre para siempre.

____________________________________________

  

  Nació en humilde, mísera choza, Junto a la playa del hondo mar:

El sol sus carnes tostó, desnudas,

Y las doradas conchas menudas

Que entre la arena cogió afanosa,

fueron su rico primer collar.

Vivió entre el ruido de los salones,

a cambio de oro vendiendo amor.

Como de trajes, cambio de amantes,

Y de costosos ricos brillantes

fruto menguado de sus pasiones,

su cuello hermoso se engalano.

Murió de muerte trágica, horrible,

roída el alma de hondo pesa:

Y con su trenza, negra abundosa,

dogal haciendo, para ser libre,

formo su triste postrer collar.

_________________ERNESTO_______