Charles Bukowski.VII

  

CERVEZA

No sé cuántas botellas de cerveza

consumí mientras esperaba que las cosas

mejoraran.

No sé cuanto vino, whisky

y cerveza,

principalmente cerveza

consumí después

de haber roto con una mujer

esperando que el teléfono sonara

esperando el sonido de los pasos,

y el teléfono no suena

sino mucho más tarde

y los pasos no llegan

sino mucho más tarde.

Cuando el estómago se me sale

por la boca,

ellas llegan frescas como flores en primavera:

-“¿Qué carajo hiciste?

Llevará tres días antes de que puedas cogerme”

Una hembra dura más

vive siete años y medio más

que el macho, y toma muy poca cerveza

porque sabe que es mala para la

silueta.

Mientras nos volvemos locos

ellas están fuera

bailando y riendo

con muchachos divertidos.

Bueno, hay cerveza

bolsas y bolsas de botellas vacías de cerveza

y cuando levantás una

se desfonda

y las botellas caen

rodando

entrechocándose

derramando ceniza gris húmeda

y cerveza vieja

o las bolsas caen a las 4

de la mañana

produciendo el único sonido en tu vida.

Cerveza

ríos y mares de cerveza

cerveza, cerveza, cerveza.

La radio pasa canciones de amor

mientras el teléfono permanece en silencio

y las paredes se ciernen

y cerveza es todo lo que hay.

CULMINACIÓN DEL DOLOR

Oigo incluso como ríen

las montañas

arriba y abajo de sus azules laderas

y abajo en el agua

los peces lloran

y toda el agua

son sus lágrimas.

Oigo el agua

las noches que consumo bebiendo

y la tristeza se hace tan grande

que la oigo en mi reloj

se vuelve perillas en la cómoda,

se vuelve papel sobre el suelo,

se vuelve calzador,

ticket de la lavandería,

se vuelve humo de cigarrillo

escalando un templo de oscuras enredaderas…

Poco importa

poco amor

o poca vida

no es tan malo.

Lo que cuenta

es observar las paredes

yo nací para eso.

Nací para robar rosas de las avenidas de la muerte

ELLOS NO COMEN COMO NOSOTROS

Mi padre comiendo

sus orejas se movían

masticaba con gran vigor

yo deseaba que estuviese en el infierno.

Miraba el tenedor en su mano

lo miraba meterse la comida en la boca.

Mi comida no tenía sabor y estaba muerta

los pedazos de conversación de mi padre

se introducían en mi cabeza

las palabras caían por mi espalda

y se derramaban en mis zapatos.

“Comé Henry”, decía mi madre.

El decía, “Mucha gente se muere de hambre

y no come tan bien como nosotros”.

Yo quería que estuviese en el infierno

miraba su tenedor

juntaba más comida y se la metía en la boca,

masticaba con un estilo de perro

sus orejas se movían.

Yo estaba listo para las

brutales palizas que me daba

pero verlo comer traía la oscuridad,

ahí sobre el mantel,

ahí con el servilletero verde y azul.

“Comé o te cago a patadas”, me decía

más tarde en la vida le hice pagar de algún modo.

Pero todavía me debe

y ya no voy a cobrar.

ESTÁN POR TODOS LADOS

Los oledores de tragedias están

por todos lados

se levantan a la mañana

y empiezan a encontrar las cosas

mal.

Y se sumergen

en la rabia,

una rabia que dura hasta

que se van a la cama,

e incluso ahí

se retuercen en su

insomnio,

incapaces de quitar

de sus mentes

los pequeños obstáculos

que han hallado.

Se sienten en contra,

es un complot.

Y por estar constantemente

furiosos sienten que

siempre tienen

razón.

Los ves en el tráfico

tocando bocina como salvajes

ante la más leve infracción,

puteando

desparramando sus

insultos.

Los sentís

en las colas

de los bancos,

de los supermercados,

de los cines

presionan

en tu espalda

te pisan los talones

están impacientes por

una furia.

Están por todos lados

y en

todas las cosas,

esas almas

violentamente

infelices.

En realidad están asustados,

como siempre quieren

tener razón

fustigan

sin cesar…

es un mal

una enfermedad de

esa raza.

El primero de ellos

que vi fue

mi padre

y desde entonces

he visto mil padres

malgastando sus vidas

en el odio,

arrojando sus vidas

al pozo ciego

y gritando

enloquecidos.-

   ERNESTO.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: