Chiste.

 

Llegan unos recién casados maracuchos a un hotel y la inocente

muchacha se dirige al marido:

“Mi vida, a partir de este momento a tu cosita le vamos a llamar la prisión y a éste

 que tengo entre las manos le vamos a llamar el prisionero, así que vamos a meter

al jodío prisionero a prisión”.

Después del primero, el tipo se tira boca arriba en la cama, pero la muchacha queda entusiasmada:

“Mi amor, el prisionero está fuera de la prisión”.

El esposo no muy entusiasmado le contesta:

“Vamos a meterlo a prisión otra vez”.

Y siguen con el segundo. Pero la muchacha es bastante golosa e insiste:

“Mi vida, el prisionero está fuera otra vez”.

Como puede el tipo se levanta, con las piernas temblándole y se va por el tercero.

 Termina y se tira en la cama, exhausto. La mujer vuelve a la carga:

“Papi, el prisionero se volvió a salir”.

“¡No jodas, pero tampoco es que vamos a darle cadena perpetua!”

Colaboración de:Hugo López – ve

__________________________________

“¿Me ha llamado, señor?”

“¿Yo? No, ¿por qué?”

Sonriente, la chica lo lleva a un jardín y se acuesta en una toalla; tira fuertemente

hacia ella de la mano del hombre y se deja poseer de todas las formas posibles.

El fulano, loco de contento, sigue explorando las delicias de aquel campo.

Entra al sauna, se sienta e involuntariamente se le escapa un pedo.

 Sonriente, de inmediato se le acerca un tipo enorme, peludo y con una

 erección del tamaño de un bate de béisbol:

“¿Me ha llamado, señor?”

“¡¿Yo?! No, ¿por qué?”

“Usted debe ser nuevo aquí. Le voy a explicar: tenemos una regla que dice que

 si te tiras un pedo, significa que me ha llamado, que usted me desea.

 Dicho esto, el gigantón voltea a nuestro personaje sobre el piso y lo posee

de una manera bestial. Luego se marcha. El novicio con mucha dificultad se

 dirige como puede a la oficina del club. Una recepcionista desnuda lo saluda muy sonriente:

“¿Puedo ayudarlo, señor?”

“Le devuelvo su llave y su tarjeta. Puede quedarse con los 500 dólares de cuota inicial”.

“¡Pero, señor, usted tan sólo ha estado aquí un par de horas y solamente ha visto

 un par de nuestras facilidades””

“Escúchame una cosa, nena, yo soy un hombre de 58 años. A duras penas tengo

 una erección al mes, pero me tiro como 15 pedos al día… ¡No me conviene, gracias!”

Colaboración de:Sebastián – mx

____________________________________

Estaban dos norteños en un pueblo de Sinaloa, en un billar jugando pool.

Entonces uno de ellos le dice al otro, con tono norteño:

“Oye compadre, se me hace que yo tengo el pene más grande que tú.

Y le contesta el otro: “No jodas compadre, hasta ahorita no hay quien la tenga

 más grande que yo en todo el pueblo.”

Y su compadre le dice: “¿qué tal si las ponemos en la mesa de billar para medirlas?”

Y así lo hicieron. Al ver eso los otros parroquianos dijeron:

“¡Miren. hay competencia en la mesa 2!”, y enseguida todos se la sacaron y las pusieron sobre la mesa.

En eso entran dos maricones al billar, y al ver eso uno de ellos, en seguida le dice al otro:

“¡Apurate manita que hay buffet en la mesa 2!”

Colaboración de: Juan Casas Moyron – mx

___________    _______________________

ERNESTO 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: