DESPEDIDAS

EL ULTIMO ADIOS
Hoy, hoy llego a ti con una carta que ya marcó
el camino triste que tu diste a nuestra unión
si, al menos fuera una completa explicación
de tu adiós…
Yo, no sé que hice, porque me dices que ya acabó
dime, cual fue el motivo para decirme, ya me voy
no, no me comprendes que yo sin tí no tengo el valor
de vivir…
Si al menos yo supiera Si al menos yo supiera
tal vez yo evitar a que de mí tú huyeras…
El amor no es un juego sabes bien
no quieras que termine nada más
ayer en el recuerdo perduró un sueño de los dos.
El adiós no es ya un final hay tanto que soñar sólo tu y yo
regresa por favor, vuelve ya quiero verte otra vez.
Más, si el dolor es grande y no quieres regresar
recuerda siempre que un amigo te quedará
y aunque en el cielo ya no brille tu corazón no lloraré…
No, no sabrás nunca acaso cuanto te amé
y dirás al mundo que nunca supe que eras mujer,
más tú sabes bien que no fue mi error, fue de los dos
El último adiós…
____________________________________________________
ANTES DE DECIR ADIOS
Antes de decir adiós…mírame a los ojos un segundo,
escucha mis latidos un momento, observa el temblor de mi cuerpo.
Antes de que volteés la espalda, piensa lo que dejás atrás conmigo,
en todo aquello que como mujer buscabas,
en que no soy un amigo, sino el hombre que te ama
. Antes de despedirte y echarte andar, antes de que el sol se oculte tras el horizonte
como ocultas tus sentimientos por no sé que razones,
y como una chiquilla no te comportes
aún puedo hincarme ante tí, para que me perdones.
Antes de decir adiós…
esa palabra que hiere más que el cuchillo al enamorado,
que pretende borrar los momentos y los besos que te he dado
que rompe el acero de mi orgullo y haga de mi alma un cristal empañado…
Tan sólo mírame a los ojos, tan sólo toma mis manos,
dejame tomarte entre mis brazos y susurrarte al oído; perdón y te amo.
___________________________________________________________________

DESPEDIDA

Busco palabras que describan mi tristeza

palabras que se graben en tu memoria
como grabaste en mí recuerdos con tus momentos.
Siempre es difícil decir esa palabra

que marca el principio de un final…

no se esconden muchas veces las lágrimas
más aún, cuando el cariño grande fué…
Aunque en nuestras vidas vamos solitarios
y de las pocas en que nos vemos acompañados…
hacemos un mundo distinto en donde refugiarnos.
Y cuando dicho mundo estalla como pompa de jabón,
al aire y al vacío se derraman los dichosos momentos
escapandose de entre las manos, rompiendo el corazón.
Sé que nada hay que hacer para detenerte…
la despedida ha llegado a nuestras vidas,
sólo espero que este trecho compartido
haya a tu vida servido de algo,
no olvides las lágrimas y las risas… tenme guardado en el fondo de tu corazón.
No se olvidar ni decir una despedida… No se olvidar ni decir una despedida…
y no dejes que pronuncie esa palabra o tampoco en tus labios se forme la voz…
aunque hoy sea una despedida… no digas, cariño mío, esa palabra
que marchita al corazón… no pronuncies, por favor, un adiós.

___________________________________________________________________

CUANDO ME VAYA…

Cuando me vaya y ya no esté contigo.
Cuando ya mi sonrisa no pueda iluminar tu camino.
Cuando mis dedos no puedan limpiar una lagrima de tu mejilla.
Ni puedas descansar tu cabeza en la mía.Cuando me vaya por fin a seguir mi peregrinar…
Sabrás que me voy contigo hasta el final…
Dentro, en las profundidades de mi corazón.
Llevo latiendo, el cariño que me ofreciste sin condición. cuando alegre regreses a casa buscando un abrazo,
o cuando ansies correr en busca de un buen amigo, y al buscarme ya no pueda estar contigo…
recuerda por siempre mis palabras… tan sólo aquellas que quedaron resonando en tu oído
aquellas que pudieron ser guardadas en tu alma…
Recuerda aquellas palabras mías que te hicieran feliz,
aquellas otras que quizá te consolaron…
Palabras que el viento no arrebato al fin a mi voz, quedando en lo profundo de tu corazón.
Cuando me vaya al fin de tu lado.
No pienses que en verdad deseo hacerlo,
pero la vida tiene su momento y hay que dar el paso que sigue para encaminarse al propio destino…
Más a donde quiera que vaya te estare aguardando.
Preparando todo para tu llegada, esperanzado, en revivir aquellos maravillosos días de antaño. Cuando me vaya y sientas esa nostalgia que deja la despedida.
Cuando busques una mirada acostumbrada a encontrar la mía.
Buscando mis manos y mis brazos para cobijarte con ellos del mundo.
Cuando la soledad y la tristeza, la alegría o la fortaleza, inundan en cascada los sentimientos de tu vida…
Recuerda que aunque no sientas mi aliento, aunque mis manos no acaricien tus cabellos…
aunque mi voz no viaje mas en tu aire…  Allí estare contigo. Mi mirada estará en cada cosa que haya visto.
Mi voz quedará grabada tan dentro de tí, más que en el oído.
Mis manos quedarán con mis huellas en cada cosa que tome.
Mis pensamientos disipados, en cada letra y palabra que hable.
Mis sueños en cada cosa nueva que invente…
Y mi amor…en un hijo, en un amigo, en una mujer.
Que mientras me recuerde, por siempre estaré.

LLEVATE

Llevate contigo mis palabras, que en tus sueños retumbren sin hablar…
Llevate contigo mis tonterías e insignificancias
para que hagas de ellas un recuerdo bello,
que algún día necesites como consuelo.
Llevate sin decir nada mis poemas,
en ellos expresados mis pensamientos,
en ellos puestos mis sentimientos,
que tú sabes eres la musa de mi inspiración.
Llevate grabadas cada nota, y cada color que doy,
llevate las miles de cosas sin sentido,
que quizá algún día descubras el motivo,
por las que constantemente te las doy.
Llevate poco a poco pedazos de mi alma,
robame cada día corazón…
quizá algún día vengas a mi cabizcaja,
y me entregues el tuyo en compensación.
Llevate lo poco que tengo, lo único que soy,
pero no me digas que haces con ello,
quiero imaginar que es un halago a tu ego,
quiero soñar que en verdad te agrado.
Llevate, cada cosa que te doy, 
nace en un instante sin pensar, del corazón…
Quizá, algún día te des cuenta,
cuando el tiempo haya pasado en forma lenta,
que el amor, que te fuíste llevando de alma
haga que te quites la careta…
y me digas, con un simple beso, una mirada…
que te enamoraste de lo que soy.