POESÍAS.

Mi viejo corazón toca a una puerta,

mi viejo corazón, como un mendigo

con el afán de su esperanza incierta

pero callando lo que yo no digo.

Porque la que me hirió sin que lo advierta,

la que sólo me ve como un amigo

si alguna madrugada está despierta

nunca será porque soñó conmigo…

Y sin embargo, ante la puerta oscura

mi corazón, como un mendigo loco

va a pedir su limosna de ternura

Y cerrada otra vez, o al fin abierta,

no importa si alguien oye cuando toco,

porque nadie sabrá cuál es la puerta.

____________________________________

POEMA DEL POEMA

Quizás pases con otro que te diga el oído

esas frases que nadie como yo te dirá;

y, ahogando para siempre mi amor inadvertido

!te amare mas que nunca….y jamas lo sabrás!

La desolada estrofa, como si fuera un ala,

voló sobre el silencio…Y tu estabas allí:

Allí en el más oscuro rincón de aquella sala,

estabas tú, escuchando mis versos para tí.

Y tú, la inaccesible mujer de ese poema

que ofrece su perfume pero oculta su flor,

quizás supiste entonces la amargura suprema

de quien ama la vida porque muere de amor.

Y tú, que nada sabes, que tal vez ni recuerdes

aquellos versos tristes y amargos como el mar,

cerraste en un suspiro tus grandes ojos verdes,

los grandes ojos verdes que nunca he de olvidar.

Después, se irguió tu cuerpo como una primavera,

mujer hoy y mañana distante como ayer…

vi que te alejabas sin sospechar siquiera

¡que yo soy aquel hombre…y tú aquella mujer!

_________________________________________________

POESIA DEL AMOR IMPOSIBLE

Esta noche pasaste por mi camino

y me tembló en el alma no se que afán

pero yo estoy consciente de mi destino

que es mirarte de lejos y nada más

No, tu nunca dijiste que hay primavera

en las rosas ocultas de tu rosal.

Ni yo debo mirarte de otra manera

que mirarte de lejos y nada más

Y así pasas aveces tranquila y bella,

así como esta noche te vi pasar.

Más yo debo mirarte como una estrella

que se mira de lejos y nada más.

Y así pasan las rosas de cada día

dejando las raíces que no se ván.

Y yo con mi secreta melancolía

de mirarte de lejos y nada más.

Y así seguirás siempre, siempre prohibida,

más allá de la muerte, si hay mas allá.

Porque en esa vida, si hay otra vida,

te mirare de lejos y nada más…

______________________________________________

POEMA DE LA ESPERA

Yo sé que tú eres de otro y a pesar de eso espero.

Y espero sonriente porque yo sé que un día

como en amor, el último vale más que el primero

tu tendrás que ser mía.

Yo sé que tu eres de otro pero eso no me importa.

Porque nada es de nadie si hay alguien que lo ansía.

Y mi amor es tan largo y la vida es tan corta

que tendrás que ser mía.

Yo sé que tu eres de otro.

Pero la sed se sacia solamente en el fondo de la copa vacía.

Y como la paciencia puede más que la audacia

tu tendrás que ser mía.

Por eso en lo profundo de mis sueños despiertos

yo seguiré esperando porque se que algún día

buscarás el refugio de mis brazos abiertos

y tendrás que ser mía

_____________________________________________

BALADA DEL MAL AMOR

Qué lástima muchacha,

que no te pueda amar.

Yo soy un árbol seco que sólo espera el hacha,

y tú un arroyo alegre que sueña con el mar.

Yo eché mi red al río

Se me rompió la red

No unas tu vaso lleno con mi vaso vacío,

pues si bebo en tu vaso voy a sentir más sed.

Se besa por el beso,

por amar el amor

Ese es tu amor de ahora, pero el amor no es eso,

pues sólo nace el fruto cuando muere la flor.

Amar es tan sencillo,

tan sin saber por qué

Pero así como pierde la moneda su brillo,

el alma, poco a poco, va perdiendo su fe.

¡Qué lástima muchacha,

que no te pueda amar!

Hay velas que se rompen a la primera racha,

¡y hay tantas velas rotas en el fondo del mar!

Pero aunque toda herida

deja una cicatriz,

no importa la hoja seca de una rama florida,

si el dolor de esa hoja no llega a la raíz.

La vida, llama o nieve,

es un molino que

va moliendo en sus aspas el viento que lo mueve,

triturando el recuerdo de lo que ya se fue

Ya lo mío fue mío,

y ahora voy al azar

Si una rosa es más bella mojada de rocío,

el golpe de la lluvia la puede deshojar

Tuve un amor cobarde.

Lo tuve y lo perdí

Para tu amor temprano ya es demasiado tarde,

porque en mi alma anochece lo que amanece en ti.

El viento hincha la vela, pero la deshilacha,

y el agua de los ríos se hace amarga en el mar

¡Qué lástima muchacha,

que no te pueda amar!

_____________________________________________________

POEMA DEL OLVIDO

Viendo pasar las nubes fue pasando la vida,

y tu, como una nube, pasaste por mi hastío.

Y se unieron entonces tu corazón y el mío,

como se van uniendo los bordes de una herida.

Los últimos ensueños y las primeras canas

entristecen de sombra todas las cosas bellas;

y hoy tu vida y mi vida son como las estrellas,

pues pueden verse juntas, estando tan lejanas…

Yo bien sé que el olvido, como una agua maldita,

nos da una sed mas honda que la sed que nos quita,

pero estoy tan seguro de poder olvidar…

Y miraré las nubes sin pensar que te quiero,

con el hábito sordo de un viejo marinero

que aun siente, en tierra firme, la ondulación del mar.

_______________________________________________

POEMA DEL RENUNCIAMIENTO

Pasaras por mi vida sin saber que pasaste.

Pasaras en silencio por mi amor, y al pasar,

fingire una sonrisa, como un dulce contraste

del dolor de quererte … y jamas lo sabrás.

Soñare con el nacar virginal de tu frente;

soñare con tus ojos de esmeraldas de mar;

soñare con tus labios desesperadamente;

soñare con tus besos … y jamás lo sabrás.

Quizas pases con otro que te diga al oido

esas frases que nadie como yo te dirá;

y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,

te amare más que nunca … y jamás lo sabrás.

Yo te amare en silencio, como algo inaccesible,

como un sueño que nunca lograré realizar;

y el lejano perfume de mi amor imposible

rozará tus cabellos … y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,

– el tormento infinito que te debo ocultar –

te diré sonriente: “No es nada … ha sido el viento”.

Me enjugaré la lágrima … ¡y jamás lo sabrás!

_____________________________________________

José Angel Buesa

ERNESTO